salmorejo a mi manera

En verano no paro de hacer sopas frías, es lo que me pide le cuerpo, y a mí personalmente me encantan.

Así que voy probando nuevas recetas para ir variando. Para mí el rey del verano, es sin duda, el gazpacho. Adoro el gazpacho en todas sus versiones y no me canso de tomarlo.

Y pensar que hay personas a las que no les gusta, bueno ¡para gustos colores! como se suele decir 😀

Después del gazpacho, mi siguiente plato preferido es el salmorejo, pero a pesar de lo mucho que me gusta, cada vez que lo comía por ahí, me resultaba pesado. Y analizando la receta tradicional, es que lleva una buena cantidad de pan y sobre todo de aceite.

Así que me puse a hacer variaciones en la receta, y espero que no se me enfade nadie, y básicamente lo que he hecho, ha sido poner mucho menos pan y bastante menos aceite.

Que sí, que el aceite de oliva virgen extra, es muy saludable, pero en la cantidad justa, porque además tiene muuuuuchas calorías.

Con esto he conseguido un salmorejo mucho más ligero, que ya no me resulta pesado y que en mi humilde opinión está igual de rico que el tradicional. Pero, con bastantes menos calorías.

Si no me crees, pruébalo, yo creo que me vas a dar la razón 😉

Bueno, al fin y al cabo, las recetas están para adaptarlas a nuestros gustos, ¿o no?

El otro día, también hice otra versión del salmorejo, pero esta vez con mango. La hice para una comida con amigos y a todos les encantó. La dejo pendiente para otro post.

Este plato es muy sencillo, solo hay que triturar y darle el punto, claro.

Como siempre lo importante es una buena materia prima. Fundamental son unos buenos tomates rojos y maduros, a mi me gusta usar el tomate canario, porque es muy sabroso y porque intento consumir siempre que puedo productos de cercanía. Si no, el tomate pera o el tomate en rama, también son ideales para esta receta.

Y si quieres probar otras recetas fresquitas, te recomiendo el gazpacho de beterrada, o la sopa fría de melón, muy ligera y refrescante.

Y ahora sí vamos con la receta.

Receta de salmorejo ligero

Salmorejo ligero

Receta del tradicional salmorejo, pero en una versin con menos calorias.
Tiempo de preparación10 min
Plato: Cremas /sopas, Plato principal, sopas frías
Cocina: Española
Keyword: salmorejo light
Raciones: 6
Autor: Rosa Ventura

Ingredientes

  • 1 kg de tomates rojos pera, de fritura o en rama
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 50 g de pan o miga
  • Sal al gusto
  • 30 g de vinagre de vino blanco
  • 80-100 g de aceite de oliva virgen extra
  • 2 huevos duros
  • Unas lonchas de jamón serrano

Elaboración paso a paso

  • Lava bien los tomates, quítales el pendúnculo y córtalos en cuatro trozos y los vas poniendo en el vaso de la batidora.
  • Añade los ajos pelados, la miga de pan, la sal y el vinagre y tritura todo muy bien hasta que quede una crema fina.
  • Añade el aceite poco a poco mientras sigues batiendo, para que emulsione y coja la consistencia cremosa.
  • Prueba para ver si está bien de sal, y listo.
  • Reserva en la nevera un mínimo de 4 horas, cuanto más frío mejor.
  • Sirve con huevo duro picado y jamón serrano troceado.

Notas

  • Para que nos quede de diez, es muy importante la calidad de los tomates. Deben estar bien maduros y sabrosos.
  • También se nota un buen aceite. Si prefieres un sabor más suave, usa aceite de oliva virgen de la variedad arbequina.
  • Si la consistencia te parece poco cremosa, puedes añadir un poco más de miga de pan y de aceite a tu gusto.

¡Sal de la rutina!

Y diviértete creando tus propias ensaladas

Descárgate este ebook ¡GRATIS!