¡Cómo me gusta la ropa vieja! es uno de mis platos preferidos de la cocina de aprovechamiento de la que tanto saben nuestras abuelas y que no hay que perder. Yo soy incapaz de tirar comida, es algo que me supera, así que procuro controlar bien las cantidades de lo que vamos a comer y si no aprovechar los restos para otro plato.

Apropósito del nombre del plato, me pregunto ¿de donde saldrá este nombre tan extraño para un plato? ¿ropa vieja? me encantaría saber de donde viene, cual es su origen, si alguien lo sabe por favor que me lo cuente que tengo mucha curiosidad con esto 😉

 

receta de ropa vieja

 

Con la carne y el pollo que usamos para hacer un caldo o un puchero se pueden hacer un montón de platos, y bien ricos además. Aparte de las socorridas croquetas que a todos nos gustan, puedes hacer desde una ensalada con el pollo, unas empanadillas de carne, un revuelto con huevo, ajo y perejil riquísimo, una carne mechada, unos tacos o burritos, unos canelones y como no esta deliciosa ropa vieja, un plato de los de toda la vida para rebañar con pan y que además con este frío que está haciendo apetece muchísimo.

Aquí en las islas, este es un plato bastante típico, aunque sé que por el resto de la geografía española también se hace, con ligeras variantes. Aquí te dejo mi receta de ropa vieja, esta es la manera como yo la hago, espero que te guste. Cuéntame, ¿haces también la ropa vieja en tu provincia? ¿se parece con esta receta?

Si tienes cualquier duda con esta receta o cualquier otra o hay algo que quieras saber déjame un comentario, estaré encantada de poder ayudarte si está en mi mano y te responderá lo antes que pueda en los mismos comentarios!!

 

receta de ropa vieja

receta de ropa vieja

 

Receta de ropa vieja estilo canario

Ropavieja al estilo canario

Receta de plato tradicional de la cocina canaria, elaborado con restos de carne y pollo de la sopa y garbanzos.
Tiempo de preparación30 min
Plato: Plato de legumbres, Plato principal
Cocina: Canaria
Keyword: ropavieja, ropavieja canaria
Raciones: 4 personas
Autor: Rosa Ventura

Ingredientes

  • Restos de carne y pollo de un caldo o de un puchero o cocido
  • 250 gr de garbanzos cocidos (pueden ser de bote)
  • 1 cebolla
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde o rojo mediano
  • 2 o 3 tomates de fritura o 200 g de tomate natural triturado de bote
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 10 granos de pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen
  • 1/2 vaso de caldo de guisar el pollo y la carne
  • 1/2 vaso de vino blanco (opcional)
  • Sal
  • Perejil
  • Papas fritas (opcional)

Elaboración paso a paso

  • Desmenuzamos bien el pollo y la carne y reservamos*.
  • Pelamos los ajos y la cebolla y la cortamos pequeñita. En una sartén honda o en un caldero ponemos un poco de aceite y sofreímos los ajos y la cebolla. Cuando estén doraditas, añadimos el pimiento cortado también en juliana y sofreímos.
  • Añadimos el tomate triturado y dejamos que se cocine hasta tener una sofrito consistente.
  • Añadimos una cucharita de pimentón y rehogamos 1 minuto, incorporamos el pollo y la carne desmenuzadas y rehogamos otro minuto, añadimos también los garbanzos cocidos, el laurel, el tomillo, el orégano, y la pimienta en grano.
  • Sazonamos con un poco de sal y echamos un poco de caldo*, o vino si se prefiere. Tapamos y dejamos que hierba todo junto unos 5 min y listo.
  • En el momento de servir lo acompañamos con un poco de perejil picado y unas papas fritas cortadas en daditos pequeños.

Notas

* La tarea de desmenuzar el pollo y la carne es mucho más fácil si lo hacemos cuando están tibios y con las manos. Si dejas que se enfríe del todo la carne se endurece y te será más díficil.
* Recuerda que este es un plato de aprovechamiento, se trata de usar los restos de carne o pollo que te hayan sobrado de cualquier otra preparación, aunque también puedes cocinar la carne espresamente para hacer este plato.
* La cantidad de caldo a añadir es al gusto de cada uno, dependiendo si te gusta más seca o más jugosa. Por lo general es un plato que se toma sobre lo seco.
* Si no tienes caldo puedes añadir un poco de vino blanco, dejar que se evapore un poco el alcohol y si te parece muy espesa, añadir un poquito de agua.

 

¡Sal de la rutina!

Y diviértete creando tus propias ensaladas

Descárgate este ebook ¡GRATIS!