moldes para bizcochos

En el mercado podemos encontrar cientos de modelos de moldes para bizcochos, por lo que a la hora de comprar uno me imagino que te surgirán mil dudas sobre cual será el mejor o el más indicado.

No cabe duda de que a la hora de hacer un bizcocho, el molde es una parte muy importante, imprescindible diría yo. Porque no todos los materiales conducen el calor igual y porque el tamaño y la forma aquí sí importan 🙂

Hay que tener en cuenta que cada preparación tiene su molde óptimo y que siempre, siempre, hay que intentar utilizar el molde que nos indican en la receta o el más parecido posible.

Los tiempos de horneado cambian en función de la superficie y la altura que ocupa la masa.

No se requiere el mismo tiempo para una masa que ocupa 5 cm de altura que para una que llega a los 10 cm.

Por ello quiero ayudarte con esta guía de todos los diferentes tipos de moldes para bizcochos que puedes encontrar en el mercado, y que sepas cuales son las ventajas e inconvenientes de cada modelo, para que lo tengas en cuenta a la hora de comprar uno.

Empezamos,

Tipos de moldes para bizcochos

Hay 2 factores fundamentales que influyen en el horneado y son:

  • La forma del molde
  • ​El material con el que está hecho

Por l​a forma:

​MOLDES PARA BIZCOCHOS RECTANGULARES

Son los más usados para cakes o plum cakes, también para panes o brioches. Pueden tener las paredes rectas o con forma tronco piramidal.

Los podemos encontrar en diferentes tamaños tanto de largo como de alto y tanto fijos como desmoldables.

Son mejores los que vienen con un recubrimiento antiadherente, dependiendo del material.

En este tipo de molde los bizcochos suelen salir muy bien, altos y bien horneados.

MOLDES PARA BIZCOCHOS CUADRADOS

Son ideales para hacer planchas de bizcocho grandes para otras preparaciones como una tarta de varios pisos, por ejemplo.

En este tipo de molde los bizcochos no suben mucho, quedan más bien planitos, esto es debido a que cuanto mayor es la superficie a hornear a la masa le costará más subir.

Los podemos encontrar también fijos, desmoldables o de tamaño ajustable, en estos últimos hay que poner papel de horno en la base y en las paredes para evitar que la masa se salga por debajo, ya que no tienen fondo.

diferentes tipos de moldes cuadrados

​MOLDES PARA BIZCOCHOS REDONDOS Y DE CORONA

Dentro de los moldes redondos podemos encontrar los “normales” y los que tienen corona, es decir los que tienen un agujero en el centro.

De este tipo también los podemos encontrar en diferentes diámetros y alturas y en su versión desmoldable.

En los moldes de corona los bizcochos quedan más altos y con la típica rotura al centro que indica que está bien horneado.

Y los moldes redondos sin huecos, se suelen usar más para bizcochos de tartas igual que los cuadrados, ya que suben menos.

diferentes tipos de moldes redondos y de corona

​M​OLDES PARA BIZCOCHOS CON FORMAS ESPECIALES

También podemos encontrar moldes con dibujos muy elaborados y con formas especiales, tipo corazón, flor o estrella, en este caso aplicaríamos las mismas reglas que en los anteriores.

Sólo debes tener en cuenta que en este tipo de moldes que hay que engrasar bien todos los huecos y recovecos para que se pueda desmoldar correctamente.

moldes con formas especiales

¿Influye la forma y el tamaño del molde en el horneado?

Pues la respuesta es un SI rotundo.

Si la superficie del molde es grande y las paredes son bajas, obtendremos un bizcocho bajito y plano.

En cambio en un molde pequeño y las paredes altas, nuestro bizcocho subirá hasta el infinito y más allá 😀

Como ves cada uno tiene su uso particular, todos son válidos según lo que vayas a preparar.

​Materiales de los moldes:

Actualmente puedes encontrar moldes de un montón de materiales diferentes, pero no todos conducen el calor igual, vamos a verlos en detalle:

​MOLDES DE PAPEL O DE ALUMINIO DESECHABLES:

Son moldes para un solo uso, de usar y tirar, están bien cuando quieres llevar un bizcocho alguna parte, si te vas de excursión o lo llevas  a casa de alguien. Pero resultan caros y poco ecológicos.

diferentes moldes de aluminio desechables
VENTAJAS
  • ​Fáciles de transportar.
  • ​Ideales si quieres hacer varias raciones para regalar.
​INCONVENIENTES
  • Generas residuos, no son nada ecológicos.
  • ​El horneado no es muy regular.
  • Si haces bizcochos con frecuencia no son nada rentables, el precio de uno metálico viene siendo como si compraras unos 10 moldes desechables.

MOLDES DE VIDRIO

Este tipo de moldes se suele usar más para otro tipo de preparaciones, pero eso no quita que no se puedan usar también para hacer un bizcocho si no tienes otra opción, aunque no son los más ideales.

molde rectángular de vidrio
VENTAJAS
  • En casi todas las casas hay uno.
  • Sirven para muchos tipos de platos diferentes.
  • Son fáciles de lavar y duraderos.
​INCONVENIENTES
  • No transmiten bien el calor, por lo que los bizcochos no subirán mucho.
  • Necesitan un tiempo mayor de horneado, lo que aumenta el gasto en electricidad (que también hay que tenerlo en cuenta).

MOLDES DE CERÁMICA

Yo personalmente no tengo ninguno, sé que son resistentes al calor y lo distribuyen bien. No son desmoldables y hay que engrasarlos bien para que no se peguen, es recomendable que tengan una capa antiadherente.

diferentes tipos de moldes de cerámica
VENTAJAS
  • La cerámica es un buen conductor del calor.
  • Proporciona un horneado uniforme.
​INCONVENIENTES
  • Son más difíciles de desmoldar.
  • Son pesados.
  • Se pueden romper.

MOLDES DE SILICONA

Hace ya unos años que se pusieron de moda los moldes de silicona, tienen formas originales y son fáciles de desmoldar, es su gran ventaja. A la hora del horneado los considero peores que los metálicos, necesitan una temperatura un poco más alta y un tiempo más prolongado de horneado.

A la larga se van poniendo como pegajosillos, yo no soy muy fan, los prefiero para preparaciones frías.

moldes de silicona diferentes formas
VENTAJAS
  • No se pegan, son fáciles de desmoldar.
  • Los puedes encontrar en multitud de formas.
  • Son fáciles de lavar.
​INCONVENIENTES
  • El horneado no es muy uniforme.
  • Necesitan más tiempo de horneado por lo que gastarás más energía.
  • Con el tiempo se van deteriorando y se ponen pegajosos.

MOLDES DE ALUMINIO

Quizás sean los más populares, están muy bien relación calidad-precio. El horneado en ellos es bueno porque el acero distribuye bien el calor y más rápidamente, y si son los de corona aún mejor, porque el calor puede rodear al bizcocho por todas partes.

Estos son de mis preferidos, sin duda los que más he usado y uso.

Los puedes encontrar en diferentes formatos, tanto desmoldables como no.

Eso sí hay que engrasarlos muy bien para que no se pegue nuestro bizcocho y lavarlos con esponjas suaves para no deteriorar la superficie. Son como las sartenes, al principio traen un revestimiento antiadherente que se va perdiendo con el tiempo.

molde metálico alargado
VENTAJAS
  • Distribuyen bien el calor, por lo que el horneado es bueno.
  • Los bizcochos se hacen antes, así que se consusme menos energía eléctrica.
  • Son duraderos y fáciles de mantener.
​INCONVENIENTES
  • Se pueden deformar con el uso o si les das algún golpe.
  • A veces los modelos desmoldables, si no son muy buenos, no cierran bien y puede escaparse masa por debajo.

MOLDES TIPO BUND CAKE

Y me he dejado para el final la joya de la corona, los moldes Nordic Ware®.

Estos moldes de origen americano que se han puesto de moda últimamente y los ves por todas partes.

Con ellos verás los famosos “bund cakes” que circulan por toda la red, aunque en realidad puedes usarlos para cualquier tipo de bizcocho.

Yo de tanto verlos acabé comprándome un par de ellos, porque sentía la necesidad de probar si son realmente tan buenos como los pintan, y sí te lo puedo confirmar, son muy buenos, tan caros como buenos.

La verdad es que te entran por los ojos, tienen un montón de modelos con formas fascinantes, que hacen que tus bizcochos parezcan los de un profesional, son realmente bonitos. A mí me costó elegir uno y no descarto comprarme otro.

Cuando lo tuve en mis manos la primera vez, lo que más me llamó la atención fue el peso, son bastante pesados, muy robustos. Esta cualidad hace que jamás se vayan a deformar, son eternos, estos moldes son para toda la vida, los heredarán tus hijos y si me descuidas tus nietos.

El mantenimiento es fácil, solo hay que lavarlos con agua y jabón y listo, eso si, como tienen muchos recovecos te recomiendo un cepillo para acceder bien a todos los huecos.

molde bund cake
molde bund cake
molde para bizcochos o bund cake de la firma Nordic Ware
VENTAJAS
  • El horneado es perfecto, distribuyen de maravilla el calor por toda la superficie.
  • El mantenimiento es fácil.
  • Larga durabilidad, son para toda la vida.
  • Tienen una variedad de formas y tamaños increíble.
​INCONVENIENTES
  • El precio, son caros, pero ¡quien dijo que lo bueno fuera barato!
  • Debido a sus formas complejas, hay que engrasarlos bien por todas sus aristas y recobecos, para que desmolden bien.

Entonces ¿Cual es el mejor molde para bizcochos?

Si hay algo de la repostería que me gusta hacer son bizcochos o “bizcochones” como los llamamos por mi tierra, llevo haciéndolos desde siempre, en definitiva que he hecho muchos :-D.

Y basándome en mi experiencia te puedo decir por orden de preferencias que los mejores son los de hierro colado, los de la firma Nordic Ware, aunque puedo entender que el precio te tire para atrás.

Mi siguiente opción en la lista serían los de aluminio, calidad-precio están muy bien y te resuelven. Y por último los de silicona.

En cuanto a los demás materiales, los prefiero para otro tipo de preparaciones, por ejemplo los de cerámica me gustan más para tartas dulces o saladas.

En conclusión ¿Qué ​molde me compro?

Como habrás podido comprobar todo tiene sus pros y sus contras, pero no te preocupes mi intención es ayudarte con la elección. Ahora ya la decisión es tuya.

Estas son mis recomendaciones:

Moldes Nordic Ware®

molde nordic ware Bavaria

Si eres amante de la repostería y haces muchos bizcochos, tienes que tener un Nordic Ware®, al menos uno. Aunque seguramente querrás tener más.

Son todos tan bonitos, que lo dificil es decidirse por uno, además, te van a durar muchos años, merece la pena la inversión.

Molde desmontable con 2 fondos

molde desmoldable

Este es un básico imprescindible, que siempre vas a utilizar. Yo es el que más uso, sin duda por lo cómodo que es y fácil de lavar. Te recomiendo que tenga 2 bases intercambiables como el de la foto, así le sacarás mayor partido.

Con este molde podrás hacer bizcochos para tartas o bizcochos de corona. Al ser desmoldable también lo podrás usar para postres que no necesiten horno.

Moldes rectangulares

molde para bizcochos y pan alargado
molde para bizcochos y pan alargado desmoldable

Otro de mis básicos indispensables, es este molde rectangular donde podrás hacer plum cakes, esos bizcochos alargados que suben mucho y que quedan tan bonitos.

Este molde además te servirá para hacer otro tipo de preparaciones, como pan o puding salados fríos. Le sacarás partido.

Aunque puestos a elegir, este desmoldable es más práctico, y de mejor calidad que el anterior que es muy básico.

Molde rectangular ajustable

molde ajustable para tartas

Un molde ajustable como este, es ideal para tartas frías o de varias capas.

Lo mejor, es que lo puedes adaptar a diferentes tamaños, y podrás hacer planchas de bizcocho muy grandes o más pequeñitas, además con forma cuadrada o rectangular. Sólo debes tener en cuenta que hay que poner papel de hornear en la base y en las paredes para que la masa no se salga por debajo.

Spray desmoldante

spray desmoldante

Y este ha sido mi último descubrimiento, no sé como he podido estar hasta ahora sin un spray desmoldante, ¡con la de bizcochos que se me han pegado!, jaja.

¡De verdad! ¡que invento!, desde que lo uso, todos los bizcochos me salen perfectos. Además dura mucha, así que merece la pena la inversión, va a haber un antes y un después 😀

Y estas son mis recomendaciones, podría recomendarte más modelos, pero esta sección va de básicos imprescindibles, así que en mi opinión con estos 4 modelos abarcas un buen rango de posibilidades. Ahora que si te encanta la repostería, pues ¡oye! puedes ir invirtiendo poco a poco en otros modelos.

Espero que esta guía te haya sido útil. Si tienes cualquier duda, puedes consultarmela en los comentarios, te responderé lo antes posible