Go Back

Verduras salteadas al estilo de mi madre

Verduras salteadas al estilo de mi madre
Plato: Verduras
Cocina: Internacional
Keyword: verduras salteadas al estilo de mi madre
Raciones: 4 raciones
Autor: Rosa Ventura

Ingredientes

  • 2 zanahorias
  • 300 gr de habichuelas
  • 2 chayotas
  • 4 huevos duros
  • 2 dientes de ajo
  • 3 o 4 ramas de perejil sólo las hojas
  • Sal marina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Papas fritas opcional

Elaboración paso a paso

  • Pela las zanahorias y las chayotas* y córtalas en dados de un dedo de grosor aproximadamente. Corta los extremos de las habichuelas y pártelas en trozos de unos 2 o 3 cm. de largo.
  • Cocina la verdura al vapor unos 30 minutos o hasta que tenga el punto que te guste. Si no tienes ningún accesorio para cocinar al vapor, pon la verdura en un caldero, cúbrela con agua, añade un poco de sal y cuécela hasta que esté en su punto y escúrrela*.
  • En un almirez, pon los ajos pelados y cortados en trozos, añade las hojas de perejil y una cucharadita de sal gruesa y machaca todo bien hasta obtener una pasta. Añade un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y mézclalo bien.
  • Pon una sartén grande al fuego, vierte en ella el majado y sofríe ligeramente removiendo para que no se queme, cuando esté ligeramente dorado añade las verduras y saltéalo todo junto 1 minuto, removiendo con cuidado para no romper la verdura.
  • Sirve las verduras con huevo duro cortado en rodajas.

Notas

* Si nunca has manipulado las chayotas, verás que al cortarlas sueltan una materia viscosa y muy pegajosa. La mejor manera para quitar esta sustancia me la recomendó una lectora del blog hace tiempo, y es así: corta la chayota por la mitad, restriega una parte contra la otra, verás que se forma una especie de espuma blanquecina, retírala con un cuchillo. La pipa del centro hay que quitarla también y posteriormente lávalas bien bajo el grifo. Quítales la piel, que es dura y a veces tiene pinchos.
* El agua de la cocción de las verduras la puedes guardar para enriquecer otro plato, como un arroz con verduras o tomártelo como caldo sin más. Lo puedes congelar perfectamente si no lo vas a usar pronto. Al fin y al cabo, es un caldo de verduras.