Go Back

Crema de bubango con cilantro

Crema de bubango con cilantro fresco, ligera y reconfortante
Plato: Cremas /sopas
Cocina: Canaria
Keyword: crema de bubango y cilantro
Raciones: 6 raciones
Autor: Rosa Ventura

Ingredientes

  • 1 kg de bubangos o calabacines
  • 1 cebolla
  • 1 papa mediana
  • Aceite de oliva
  • 3 o 4 quesitos de los de triángulos cremosos tipo el Caserío
  • Agua
  • Sal
  • Cilantro fresco

Elaboración paso a paso

  • Pela y pica la cebolla en juliana. Pon en un caldero alto o en la olla exprés 3 o 4 cucharadas soperas de aceite de oliva y sofríe la cebolla a fuego suave, hasta que esté transparente y un poco doradita.
  • Añade los bubangos pelados y cortados en cuadrados. Añade también 1 papa pelada y chafada, es decir, cortándola de forma que se va rompiendo sin hacer cortes limpios*.
  • Cubre con agua, añade la sal, tapa y deja cocer hasta que el bubango esté tierno, aproximadamente 20 minutos. Si usas olla exprés rápida, estará en 4 minutos (a partir de que empiece a salir el vapor).
  • Retirar del fuego, añadir los quesitos y triturar hasta obtener un puré fino*.
  • En el momento de servir, añadir las hojas de cilantro fresco picadito por encima.

Notas

* Porqué la papa (o patata) chafada y no simplemente cortada, porque al romper la papa, esta soltará la fécula, es decir, su almidón, durante la cocción, esto ayuda a espesar los caldos, por eso en la mayoría de los guisos tradicionales, las papas se cortan así, para dar cuerpo a la salsa.
* La cantidad de agua que debes poner varía según el tipo de olla que uses. Ten en cuenta que la verdura siempre suelta agua al cocinarla:
- En la olla exprés: pon agua que quede por debajo de la verdura 2 dedos más o menos.
- En una olla normal: añade agua hasta que cubra la verdura.
Si te quedó con mucho líquido, antes de triturala, con un cucharón retira parte del caldo y resérvalo. Este caldo de verduras lo puedes usar para otros platos, congélalo si no lo vas a usar pronto. Lo importante en una crema de verduras es que quede con la consistencia adecuada, ni muy líquida ni muy espesa. También puedes añadir nata para espesar o leche, pero a mí me gusta hacerlas más ligeras.