Go Back

Quesillo canario

Receta de Quesillo o flan de leche condensada, un postre típico de las Islas Canarias.
Tiempo de preparación10 min
Tiempo de cocción30 min
Refrigerado horas8 min
Tiempo total40 min
Plato: Postre
Cocina: Canaria
Keyword: quesillo canario
Raciones: 10 personas
Autor: Rosa Ventura

Ingredientes

  • 1 bote de leche condensada de 370 g
  • 1 y 1/2 bote de leche entera (la medida del b. de leche condensada)
  • 5 huevos
  • La ralladura de 1 limón
  • 3 cdas soperas de azúcar ó caramelo líquido

Elaboración paso a paso

  • En un bol vertemos la leche condensada, la leche entera, los huevos batidos (como para tortilla) y la ralladura del limón* y mezclamos bien hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Hacemos el caramelo líquido, para ello vertemos el ázucar en un cazo y lo vamos derritiendo a fuego suave, sin remover, hasta que adquiera un tono dorarito y esté totalmente líquido. ¡Cuidado se quema con facilidad, tenemos que estar muy atentos!. Lo podemos rebajar con unas gotitas de agua para que quede más suave y también con unas gotas de zumo de limón, y si no nos queremos complicar la vida podemos usar caramelo líquido de bote.
  • Vertemos el caramelo líquido en un molde con tapa, extendiéndolo bien por toda la superficie, con cuidado de no quemarnos ¡quema mucho, lo digo por experiencia!
  • Introducimos la mezcla en el molde caramelizado, cerramos el molde y lo cocinamos al baño María 1 h. y cuarto aprox. en un caldero normal.
    En olla exprés es mucho más rápido, una vez empiece a salir el vapor fuerte o la olla alcance la máxima presión contamos 5 min. y ya estará listo.
  • Retiramos del fuego y sacamos el molde de la olla, cuando esté templado lo metemos en la nevera y refrigeramos un mínimo de 8 horas.
  • Para servirlo lo desmoldamos dándole la vuelta*

Notas

* Al desmoldar el quesillo hazlo sobre una bandeja con un poco de fondo, ya que caerá todo el caramelo líquido y se te puede desbordar.
* A la hora de rallar limones elijelos un poco verdosos que tienen la piel más firme y son más aromáticos, si están muy maduros la piel está más blanda y cuesta más rallarlos. Y ralla sólo la parte más superficial, nunca lo blanco, que amarga.