Sopa de nieve, crema de papa negra y trufa, un plato para las Fiestas
3699
post-template-default,single,single-post,postid-3699,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

“Sopa de nieve”, crema de papa negra con trufa

La sopa de nieve no es más que una humilde crema de papas, pero que con un par de toques se convierte en un plato de auténtico lujo.

Esta es una receta de mi suegra que siempre me ha parecido muy original. Recuerdo la primera vez que la tomé en su casa que me llamó mucho la atención porque no la había visto nunca, con esas nubecillas flotando por encima 🙂

El nombre me parece de lo más poético para un plato tan sencillo elaborado con 4 ingredientes básicos como ajos, cebolla, papas y claras de huevo y ¡voilà!, sale esta joyita.

sopa de nieve-crema de papas negras

He querido rescatar este plato para las fiestas dándole un toque de sofisticación con la papa negra que de por sí ya es un lujo y el toque maravilloso de la trufa negra que le va como anillo al dedo.

Mi suegra siempre ha hecho esta receta con papas normales, así que si no encuentras papas negras no pasa nada, usa cualquier papa de buena calidad para guisar. Y ella nunca le ha puesto trufa, esto es cosa mía y por supuesto es opcional, pero te aseguro que le da el toque definitivo.

“Los copos blancos” son simples claras de huevo batidas “a punto de nieve”, no pienses que es ningún “aire” o “espuma” ni nada sofisticado que no puedas hacer en casa. Ya mi suegra había inventado las espumas antes de que existieran los sifones, jaja.

La verdad es que la mezcla de la textura de las claras con la crema es maravilloso. A la hora de tomarla debes coger un poquito de clara con la crema y ya verás que contraste tan rico en la boca.

Aunque en casa en la cena de Navidad nunca puede faltar la sopa de picadillo clásica, esta crema puedes hacerla para cualquiera de las comidas navideñas, estoy segura de que sorprenderás a toda la familia.

Eso sí, llena bastante al ser de papa, por lo que no sirvas mucha cantidad para dejar hueco para el resto de platos.

Espero que te guste y cuéntame ¿qué te parece la receta?

sopa de nieve-crema de papa negra
sopa de nieve - crema de papa negra y trufa
  • Receta de sopa de nieve

  • Ingredientes:

    Para 8 raciones

    3 dientes de ajo

    1 cebolla

    1 k de papas negras de tamaño grande*

    1,5 L de agua

    Sal

    Aceite de oliva virgen extra

    3 claras de huevo

    Trufa negra

    Cómo se hace:

    1. Pela los ajos y la cebolla y pícalos pequeñitos. En un caldero u olla pon 3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y sofríe primero los ajos hasta que estén dorados.

    2. Añade la cebolla troceada y rehoga a fuego lento.

    3. Mientras tanto pela las papas*, lávalas bien y córtalas en 4 trozos. Añádelas a la fritura y rehoga ligeramente 1 minuto.

    4. Añade el agua y sal al gusto y guísalas hasta que las papas estén hechas. Yo lo hice en olla rápida y lo dejé 6 min desde que empezó a salir el vapor. En olla normal (sin vapor), tardará entre 20 y 30 min aprox. dependiendo del tipo de papa.

    5. Tritura con la batidora hasta que quede un puré muy fino, si lo ves muy espeso puedes añadir un poco más de agua. Pruébala y rectifica de sal si fuera necesario.

    6. Monta las claras a punto de nieve con una pizca de sal.

    7. Sirve la crema con una o varias nubes de claras por encima y trufa rallada.

    ¡Y listo! Fácil y riquísima.

Notas y sugerencias:

* Si no encuentras papas negras puedes usar cualquier otra. Si vas a usar papas negras, búscalas de las mayores para que te sea más fácil pelarlas. Las papas negras tienen una superficie muy irregular llena de hoyitos que las hace difíciles de pelar.

* Esta crema lleva bastante agua porque la papa suelta fécula durante su cocción, que es un espesante natural. Por lo que te puede quedar muy espesa si no pones agua suficiente. La cantidad que está indicada en la receta queda bien.

* La trufa fresca de buena calidad es difícil de encontrar y bastante cara, la puedes conseguir en tiendas gourmet. Si no, en las grandes superficies suelen tenerla envasada en frasquitos pequeños, viene en su jugo, esta es mucho más asequible y da el pego (es la que yo usé).

Suscríbete a mi Newsletter
Y descárgate gratis esta plantilla para organizar tus menús semanales

 

100% libre de spam. Podrás darte de baja cuando quieras.

2 Comentarios
  • Rosa Ventura
    Publicado a las 09:46h, 13 diciembre

    Gracias Marilyn 🙂
    A nosotros nos gusta mucho, a ver que les parece a ustedes, ya me contarás.
    Un beso

  • Marilyn.
    Publicado a las 16:03h, 12 diciembre

    Tiene una pinta estupenda,la voy hacer y te lo comentaré.

Déjame un comentario