Ensalada de garbanzos y quinoa real con un toque marroquí

Post patrocinado por Comeztier

Con el calor solo apetecen platos fresquitos y las ensaladas son de las mejores opciones para el verano, fáciles de preparar, frescas, ligeras y además nos hidratan.

La mayoría de personas cuando ven la palabra ensalada solo piensan en lechuga y tomate, que está muy bien, pero hay un sinfín de combinaciones y de ingredientes que podemos usar, como esta ensalada de garbanzos y quinoa que te traigo hoy.

ensalada de garbanzos y quinoa

Las legumbres también son para el verano.

No dejes de tomarlas en ningún momento del año, ya que son una gran fuente de proteínas de origen vegetal y una estupenda fuente de hidratos de carbono de absorción lenta, además de poseer numerosos minerales y vitaminas.

Incluirlas en tus ensaladas es una de las mejores maneras de consumirlas en verano o hacer patés o cremas de untar como el humus, por ejemplo.

Esta ensalada es una explosión de sabores, con todo el sabor que le aportan las especias que nos transportan a Marruecos, el comino, la canela, la hierbabuena, el limón, en contraste con el toque dulce de las pasas y la frescura de la hierbabuena, una combinación exquisita ¡de verdad!

Si nunca has hecho una ensalada con garbanzos, ya va siendo hora, prueba esta que sé que te va a encantar, seguro repetirás una y otra vez.

Además como es un plato muy completo, en casa lo tomamos como plato único, que en verano no apetece pasar mucho tiempo en la cocina, ¿verdad? 😉

Y si te apetece probar más ensaladas de este tipo, en mi blog puedes ver esta de lentejas o estas judías a la vinagreta, un clásico de mi casa en verano 😀

Sobre la quinoa real blanca

Para la elaboración de esta ensalada de garbanzos, he usado quinoa real blanca Eco de la marca Comeztier.

La quinoa es un pseudecereal, es más una semilla, pero entra en la clasificación de los granos integrales, de ahí lo de pseudocereal.

Es originaria de Sudamérica, de los países de la región andina, aunque hoy en día su cultivo se ha extendido a otras muchas zonas del mundo, por su resistencia y adaptabilidad a diferentes climatologías.

Existen multitud de variedades y de diferentes colores, véase ensalada de quinoa tricolor. Pero la quinoa real es una variedad específica de Bolivia, cultivada a más de 4.000 m de altitud, lo que le confiere unas características especiales.

ensalada de quinoa real blanca Comeztier

La quinoa real es de mayor tamaño, más sabrosa y se cocina de manera más uniforme y sus granos resultan más esponjosos.

En los últimos la quinoa se a puesto muy de moda, aunque es un alimento ancestral ya utilizado por las civilizaciones precolombinas, se datan sus orígenes entre el 3.000 y 5.000 a.c.

Su actual interés se debe sobre todo a sus extraordinarias cualidades nutricionales, entrando en la categoría de lo que hoy muchos llaman “superalimentos”.

Lo que más destaca de la quinoa es su alto porcentaje en proteínas, y por ser proteínas completas con todos los aminoácidos esenciales. Es el único alimento de origen vegetal que posee este nivel proteico, lo que la ha convertido en alimento fundamental de personas veganas y vegetarianas.

Y por otra parte, es rica en minerales como hierro, calcio y fósforo, y en vitaminas, y con un bajo porcentaje en grasas.

Todo ello explica su auge, y sin duda alguna es un alimento a incluir en una dieta saludable.

Si quieres saber más sobre la quinoa, te invito a que eches ub vistazo a este completo artículo.

Y ahora sí, vamos con la receta.

ensalada de garbanzos y quinoaIngredientes:

ingredientes-ensalada

Receta de ensalada de garbanzos y quinoa

Ensalada de garbanzos y quinoa real al estilo marroquí

Receta de ensalada fácil y nutritiva, con garbanzos, quinoa, cebolla, menta, frutos secos y especias, una mezcla de sabores exótica y muy sabrosa.
Tiempo de preparación15 min
Tiempo de cocción15 min
Dejar enfriar la quinoa15 min
Tiempo total45 min
Plato: ensaladas, Plato de legumbres, vegetariano
Cocina: Internacional
Keyword: ensalada de garbanzos
Raciones: 6 raciones
Autor: Rosa Ventura

Ingredientes

  • 125 g de quinoa real blanca Comeztier*
  • Sal
  • 500 g de garbanzos cocidos (de bote)*
  • 60 g de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 1 limón
  • 1 cebolla roja pequeña
  • 1 cda de comino molido
  • 1 cda de canela molida
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 75 g de pasas
  • 75 g de frutos secos variados (almendras, nueces,avellanas, etc.)
  • 2 ramilletes de menta o hierbabuena

Elaboración paso a paso

  • Lavamos bien la quinoa y la escurrimos con un colador. En un cazo ponemos agua a calentar, el doble de agua que de quinoa, con un poco de sal. Cuando arranque a hervir, añadimos la quinoa, removemos y dejamos que se cocine a fuego medio hasta que se consuma todo el agua o hasta que veas que la quinoa se abre y está hecha*. (Aprox. unos 15 min.)
  • Mientras tanto, escurrimos y lavamos los garbanzos y los ponemos en una fuente para ensaladas.
  • Pelamos la cebolla, la cortamos en cuadrados medianos y añadimos a los garbanzos.
  • Preparamos la vinagreta, mezclando en un bol el aceite, el zumo de limón, las especias, sal al gusto y el ajo triturado.
  • Lavamos las hojas de menta y las picamos finamente. Reservamos.
  • Picamos los frutos secos en trozos grandotes y reservamos.
  • Cuando esté lista la quinoa, la pasamos a un bol o colador fino para que se enfríe, una vez templada la incorporamos al resto de la ensalada.
  • Añadimos las pasas, los frutos secos, la ralladura de limón, la menta picada y vertemos por encima el aliño.
  • Reservamos en la nevera unas horas antes de servir para que esté fresquita.

Notas

  • En vez de quinoa puedes usar cuscús, arroz o cualquier otro grano.
  • Los garbanzos pueden ser de bote, que es más cómodo, en este caso elige una marca de calidad, yo los suelo comprar ecológicos que no tienen aditivos. También los puedes guisar tú, en este caso recuerda dejarlos en remojo la noche anterior.
  • Es recomendable lavar la quinoa antes de usarla, pero no dejarla en remojo.
  • El tiempo de cocción de la quinoa puede variar según el tipo. Lo mejor es que la pruebes cuando veas que está como abierta y transparente, no hay que pasarse con la cocción porque si no se apelmaza, mejor al dente como la pasta.

Suscríbete a mi Newsletter
Y descárgate gratis esta plantilla para organizar tus menús semanales

 

100% libre de spam. Podrás darte de baja cuando quieras.

No Comments

Post A Comment