crema de berros

 

Hola, ¿como van esos primeros días del año? me imagino que volviendo poco a poco a la rutina.

Dicen que “después de la tormenta viene la calma” y después de las comilonas navideñas viene la dieta, jaja, ahora todos estamos obsesionados con lo mismo, bajar esos kilos de más de las Navidades. ¡Con lo que cuesta bajar de peso y lo fácil que es subirlo! y toda la vida igual nos la pasamos en un proceso cíclico en engorde y adelgace continuo.

Otro tópico de esta época son los buenos propósitos para el año nuevo, entre los que suele estar ir al gimnasio y que casi nadie cumple, yo soy de las que piensa que cualquier momento es bueno para cualquier propósito, no hay que esperar a que comience el año, a que sea lunes o a que vaya a venir el verano, si quieres hacer algo ¡hazlo ya, ahora! que como dice el refrán, “si lo puedes hacer hoy porque esperar a mañana” 🙂

Y para recuperar nuestros maltrechos estómagos te propongo esta receta sana, rica y nutritiva, una crema de berros basada en el tradicional potaje de berros típico de la cocina canaria.

El potaje de berros tradicional se suele hacer con una costilla de cochino salada y a veces se le añade también judías (alubias), pero esta versión es más ligera porque no lleva ni carne ni legumbres y se le añade alguna verdura más para dar cuerpo y sabor a la crema.

La receta tradicional también lleva piña cortadas en trozos (mazorca de maíz). En Canarias, a la mazorca  de maíz la llamamos “piña”, y al maíz, “millo” y los hilos secos que la cubren, “greña millo”.

Los berros son un producto muy consumido aquí por su abundancia, sobre todo en las islas occidentales que es donde más llueve, y es muy típico también usarlos en ensaladas, por ejemplo como en esta receta que te mostré hace tiempo.

Esta es una receta distinta que estoy segura te va a gustar, muy sabrosa y perfecta para el invierno.

Cuéntame que te ha parecido la receta, ¿has hecho alguna vez una crema de berros, se parece a esta? déjame tu comentario.

Fuente: receta adaptada del libro “Cocina de Canarias, la evolución” de Rogelio Quintero

 

crema de berros y piña de millo

Receta de crema de berros y piña de millo

Crema de berros y piña de millo

Crema de berros y piña de millo
Plato: Cremas /sopas
Cocina: Canaria
Keyword: crema de berros y piña de millo
Raciones: 6 raciones
Autor: Rosa Ventura

Ingredientes

  • 2 manojos de berros o 1 grande
  • 200 gr de puerros
  • 50 gr de papas
  • 100 gr de guisantes
  • 75 gr de habichuelas
  • Caldo de pollo 1 litro aproximadamente
  • Sal
  • 2 piñas de millo*
  • Aceite de oliva virgen
  • Pimienta blanca

Elaboración paso a paso

  • Limpia los puerros, le cortas la parte de la raíz y las hojas verdes, deshecha un par de hojas de las exteriores, lávalo bien bajo el grifo para que no quede nada de tierra y córtalo en rodajas.
  • En un caldero añade un poco de aceite de oliva y rehoga los puerros a fuego suave y removiendo para que se vayan pochando.
  • Mientras tanto, lava los berros, escúrrelos y separa las hojas de los tallos, corta los tallos en trozos medianos y reserva ambos por separado.
  • Cuando los puerros estén bien rehogados, añade las papas peladas y cortadas en cuadrados y rehoga unos minutos más.
  • Añade el caldo, sal* y pimienta y lo dejas hasta que hierva, entonces incorpora los guisantes*,  las habichuelas troceadas, los tallos de los berros y las piñas de millo cortadas en varios trozos.
  • Deja que se cocine todo a fuego suave hasta que la piña y las habichuelas estén blandas.
  • Por último, añade las hojas de los berros, remueve bien y déjalo al fuego 2 minutos más, pasado este tiempo retíralo del fuego, separa los trozos de las piñas y tritúralo todo hasta conseguir una textura cremosa, vuelve a introducir las piñas de millo en la crema.
  • Sirve a cada comensal la crema con un trozo de piña.

Notas

* Las piñas de millo, son las mazorcas de maíz.
* Los guisantes pueden ser congelados, en tal caso no hace falta descongelarlos, añádelos congelados cuando está el caldo hirviendo.
* Cuidado con la sal, ya que los caldos de pollo si usas del preparado ya viene con sal, así que mejor poner muy poquita y luego rectificar si hace falta.

Suscríbete a mi Newsletter
Y descárgate gratis esta plantilla para organizar tus menús semanales

 

100% libre de spam. Podrás darte de baja cuando quieras.