Post patrocinado por café Carioca y Comeztier

Yo no sé a tí, pero a mí me encanta merendar. La merienda me recuerda siempre a mi infancia y hace aflorar en mí la niña que llevo dentro.

Una de las cosas que más me gusta merendar es un buen trozo de bizcocho casero con una infusión calentita.

Para mí es un momento reconfortante, en el que paro de trabajar, me preparo mi infusión, me parto un trozo de bizcocho, cojo una bandeja y me siento en mi terraza mirando el mar, mientras disfruto de este pequeño momento.

Me lo tomo despacito, saboreando cada sorbo de infusión y cada bocado, con la mirada perdida en el horizonte.

Pienso que es importante regalarnos momentos de disfrute, dejar la mente en blanco y dejarse llevar. Y no hacen falta grandes cosas, yo, ya ves, con que poquito me conformo, seguro que tu también tienes tus momentos.

Una copa de vino, una cerveza fría en una terraza, leer un libro bajo la sombra de un árbol, cualquier cosa que nos haga sentirnos bien.

Vivimos en un mundo tan acelerado, todo lo hacemos con prisas, hasta comer. A veces nos olvidamos de lo privilegiados que somos simplemente por poder disfrutar de estas cosas.

Como me decía mi madre hace unos días: la felicidad son momentos, no existe la felicidad plena, y el resto del tiempo se trata de estar bien, en paz, en equilibrio con la vida.

Bueno, y después de este momento trascendental, vamos con la receta.

Esta vez he preparado un bizcocho de café. He usado café Carioca moka en grano.

bizcocho de café

Tengo que reconocer, que hasta hace unos pocos años era una ignorante total sobre el mundo del café. Pero no me ha quedado más remedio que aprender, porque ahora trabajo para una empresa productora de café y he descubierto este maravilloso mundo, que me encanta porque no puedo vivir sin café.

¿Qué es el café moka?

Hoy en día se comercializan principalmente dos variedades de café, el Arábica y el Robusta, aunque hay muchas más, el mercado se ha centrado en la producción y comercialización de estas dos. Cada una tiene sus peculiaridades.

El café moka es una variedad de café arábica. Es originaria de Yemen, su nombre se lo debe al principal puerto de exportación de esta variante, Moka

Muchas veces se confunde esta variedad con la preparación del café que se realiza con cacao, y que lleva el mismo nombre “café moca o moka”

Tiene una acidez baja y su sabor recuerda al chocolate, es por ello que se suele llamar moca a la preparación de café con chocolate. 

Si quieres saber más sobre las variedades de café, pincha aquí.

Los auténticos cafeteros toman el café recién molido, de esta manera conserva todo su aroma y sabor. Yo me he acostumbrado últimamente al café en grano y me encanta. Aunque necesitas un molinillo, yo tengo uno eléctrico que es muy práctico y te muele el café en un momentito.

Merece la pena, créeme, aunque es un poco más trabajoso.

El café le aporta un sabor muy rico a este bizcocho. Y no queda nada fuerte, es más, si no te dicen que es de café, no le pillas mucho el sabor, sólo vas a decir que bueno está.

Con las cantidades indicadas en la receta sale un bizcocho pequeño. Yo use un molde muy alargado y no me subió mucho, si usas un molde más pequeño te quedará más alto.

Lleva pocos ingredientes y la elaboración es sencilla, así que te animo a prepararlo, si te gusta el café, este bizcocho te va a gustar.

Y recuerda que, si tienes problemas con tus bizcochos, tengo este artículo donde te explico al detalle todos los trucos para conseguir el bizcocho perfecto.

Receta bizcocho de café

Bizcocho de café

Receta para preparar un delicioso bizcocho de café.
Tiempo de preparación20 min
Tiempo de cocción30 min
Plato: bizcochos, Repostería
Cocina: Española, Internacional
Keyword: bizcocho de café
Raciones: 8
Autor: Rosa Ventura

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 150 g de azúcar
  • 75 g de nata
  • 30 g de mantequilla
  • 80 g de café Carioca moka*
  • 140 g de harina esponja flor
  • 8 g de levadura Comeztier
  • Una pizca de sal

Elaboración paso a paso

  • Prepara el café con una cafetera espreso*.
  • Precalienta el horno a 180 °C, con calor arriba y abajo.
  • Engrasa el molde. Puede ser con aceite y una brocha o mantequilla o spray desmoldante*
  • Separa las claras de las yemas.
  • Pon en un bol o en el vaso de la batidora las yemas, junto con el azúcar y la nata y bate con una batidora de varillas unos 5 min.
  • Incorpora la mantequilla y bate 1 min más.
  • Añade el café y remueve hasta que esté bien mezclado.
  • Agrega la harina tamizada junto con la levadura y bate un poco más hasta que la mezcla sea homogénea. Reserva la mezcla.
  • Bate las claras a punto de nieve con una pizca de sal hasta que estén firmes.
  • Incorpora las claras montadas a la mezcla reservada en varias tandas y con movimientos envolventes, hasta integrarlas completamente.
  • Vierte la masa en el molde, da unos golpecitos sobre la encimera y mete en el horno en la zona del centro.
  • Hornea unos 30 o 35 min. Pincha con un cuchillo para comprobar que esté hecho, si sale limpio ya estaría.
  • Retira del horno y ponlo sobre una rejilla. Deja enfriar 10 min y desmolda. colócalo sobre la rejilla para que termine de enfriarse del todo.
  • Y listo, cuando esté totalmente frío puedes espolvorear por encima un poco de azúcar glas para un acabado más bonito.
  • Y a disfrutar del momento.

Notas

  • El café te recomiendo que sea recién hecho y con cafetera exprés. Será más intenso y aromático, pero espera a que se enfríe un poco antes de añadirlo a la masa. Si no tienes cafetera espreso, pues la que tengas.
  • Recuerda que, para cualquier bizcocho, los ingredientes deben estar a temperatura ambiente. Sácalos de la nevera un rato antes de preparar el bizcocho.
  • Si usas un molde más pequeño te quedará un bizcocho más alto. También puedes poner la masa en moldes para magdalenas.
Suscríbete a mi Newsletter
Y descárgate gratis esta plantilla para organizar tus menús semanales

 

100% libre de spam. Podrás darte de baja cuando quieras.

Descubre el nuevo libro

DE LA COCINA CANARIA

COMPRA AHORA SIN GASTOS DE ENVÍO