Regalos para cocinillas con los que acertarás seguro
3714
post-template-default,single,single-post,postid-3714,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Los 10 mejores regalos para cocinillas con los que acertarás seguro

La Navidad ya está ahí, tiempo de celebraciones y regalos. Y seguro que  hay algún cocninillas en la familia y puede que aún no sepas que regalarle. Pues para ayudarte  he hecho una selección de los que yo creo que serían los mejores regalos para cocinillas (me incluyo) a ver si alguien se da por aludido 😉

A los que amamos la cocina no hay nada que nos guste más que nos sorprendan con un cacharro nuevo con el que experimentar 🙂

Cualquier utensilio que facilite el trabajo, una vajilla bonita o unos buenos calderos serán bienvenidos, seguro. Quizás a otros les podrán horrorizar y te los tirarían a la cabeza, pero te aseguro que al auténtico “cocinillas” le vas a enamorar regalándole cualquiera de estas cosas.

He hecho una selección con precios para todos los bolsillos para que tengas opciones donde elegir, desde 8 euros a 500. Están ordenados de menor a mayor precio.

Aquí van mis propuestas:

regalos para cocinillas

10 regalos para cocinillas

1. Termómetros para repostería y para horno

Cuando ya quieres pasar al siguiente nivel en la cocina hay que afinar. Los termómetros son muy útiles para controlar las temperaturas de cocción, algo fundamental en repostería y también si se quiere hacer un asado perfecto.

El termómetro es una herramienta muy económica y útil. Este modelo que te recomiendo es multiusos, sirve tanto para pastelería, como para líquidos o asados, soportando un rango de temperaturas bastante amplio.

2. Un soplete

Este sencillo pero práctico aparato del que sale una pequeña llama regulable, sirve para caramelizar o dar ese acabado tostado y dorado ideal que te hace parecer un profesional.

En unos pocos segundos conseguirás el caramelizado perfecto para la crema catalana o para la tarta de limón o dar un toque crujiente a unas lonchas de jamón.

3. Estuche para cocinar al vapor en microondas

El uso del microondas tiene tantos detractores como defensores. Si me preguntas a mí, yo te diré que soy defensora, para mí no hay estudios concluyentes que demuestren que su uso sea malo para la salud.

La mayoría de personas no le saca partido a este electrodoméstico, limitándose a utilizarlo para calentar alimentos y no sé donde lo leí, pero decían con mucha razón que “es el calentador de leche más caro del mundo”.

Lo cierto es que cocinar en él es cómodo, límpio y rápido y los alimentos se cocinan en su propio jugo sin perder nutrientes. Para este fin se debe usar el recipiente adecuado para que el alimento no se reseque y se cocine en su jugo como estos prácticos estuches de la firma Lékué.

4. Un sifón

Este aparato hará las delicias de los amantes de las técnicas modernas.

Con él podrás elaborar “espumas” y “aires” ligeros para impresionar a tus comensales con técnicas de alta cocina.

5. Una deshidratadora de alimentos

Otro gran invento para el aprovechamiento y conservación de los alimentos.

La técnica de la deshidratación permite transformar cualquier alimento en una conserva. Especialmente útil para frutas y verduras.

Que te regalan un montón de tomates y no sabes que hacer con ellos para que no se estropeen, pues los secas en la deshidratadora. Luego los podrá usar en ensaladas, salsas, etc…

Con este procedimiento no sólo aprovechas el excedente de fruta y verdura, sino que además se intensifica su sabor.

6. Una heladera

Aunque se pueden hacer helados muy ricos sin heladera, no cabe duda de que este aparato ayuda mucho y el resultado es mejor. A mí ya me trajeron una los Reyes Magos el año pasado y estoy encantada con ella.

Las hay de 2 tipos de máquinas caseras para hacer helados. Las que enfrían directamente, sólo con enchufarlas y las que tienes que enfriar el vaso en el congelador.

Estas últimas son más sencillas y económicas.  Hay que meter el vaso en el congelador unas horas antes de hacer el helado (es la que yo tengo). El único inconveniente es que tienes que prever con tiempo que vas ha hacer helado y tienes que tener espacio suficiente en el congelador para que te quepa el vaso, que normalmente es de una capacidad de 2 L.

El otro tipo de heladera es el que enfría directamente sólo con enchufarla, no necesita congelador ni tiempo previo, pero son más caras, y normalmente más voluminosas y pesadas, aunque los resultados son de heladería profesional.

Aquí te muestro una de cada tipo.

7. Máquina para hacer pasta

Hacer pasta casera puede parecer un engorro, pero con una máquina como esta es muy sencillo y la verdad es que la pasta casera es un lujo.

Para los locos de la pasta este es un regalo que les va a emocionar. Las hay a muy buenos precios, yo tengo una muy económica y funciona perfectamente. Es importante que las cuchillas corten bien la pasta y que tenga una agarradera ancha para poderla sujetar bien a cualquier superficie.

8. Un Tajine

Para los amantes de la cocina marroquí no puede faltar este utensilio propio de su gastronomía.

Esta peculiar olla suele ser de barro en su forma más tradicional, aunque ahora los fabrican de otros materiales como este de hierro de Le Creuset que es una aténtica maravilla además de una preciosidad. Es tan bonito que lo puedes usar para decorar. Está disponible en varios colores, la verdad ¡no sé cual me gusta más!

9. Una máquina de envasar al vacío

Este es otro gran invento con el que podrás mantener frescos los alimentos muchísimo más tiempo. También es perfecto para congelar cualquier elaboración envasada al vacío, lo que se prolongará su tiempo de conservación aún más.

Y por si fuera poco, también podrás cocinar al vacío como los grandes chefs, envasar para luego cocinar a baja temperatura.

10. Una Kitchenaid

Y me he dejado lo mejor para el final, la joya de la corona, el regalazo del siglo 🙂

Aunque ya sé que el precio no es para todo el mundo 🙁

¿Quién no sueña con tener una de estas? Yo sí. Y si es que existe la máquina perfecta para amasar, batir y un sinfín de funciones más, es esta. No hay ninguna que bata y que consiga unas masas tan aireadas y esponjosas.

A mí además me tiene enamorada su diseño retro, que parece sacado de los años 50 y con esos preciosos colores, es que la ves en tu cocina y ya te dan ganas de cocinar 🙂

2 Comentarios
  • Rosa Ventura
    Publicado a las 08:37h, 21 diciembre

    ¡Muchas gracias Dolly!
    Me alegro mucho de que haya gustado y que te parezca útil, esa es mi intención 🙂
    Iré poniendo poco a poco más artículos de este tipo.
    Un beso

  • Dolly
    Publicado a las 20:09h, 20 diciembre

    Muy buena idea este artículo. Yo ya me he pedido el estuche para cocinar al vapor de microondas (ni siquiera sabía que existían, gracias por la información) y a mi madre el termómetro (ella esta muchos escalones por encima de mi), Como siempre un placer leer tus publicaciones y la mar de útiles.

Déjame un comentario