Mojo de aguacate, otra receta de mojo canario que no puede faltar
3949
post-template-default,single,single-post,postid-3949,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Mojo de aguacate, otra receta de mojo canario que no puede faltar

Aprovechando que todavía se consiguen aguacates buenos, te traigo esta receta de mojo de aguacate que es puro vicio, agarras el pan, empiezas a untar y ya no puedes parar 😀

Este mojo junto con el mojo de cilantro y el mojo verde es uno de mis preferidos, es suave y cremoso. Lo puedes tomar tanto de aperitivo como de acompañamiento de cualquier pescado a la plancha o al horno con una papas arrugadas.

mojo de aguacate

Ya he contado en alguna otra ocasión que mi infancia la pasé encaramada a un aguacatero.

Sí, mi infancia trascurrió feliz en la isla de La Palma, en un entorno entre rústico y urbano. La casa de mis padres siempre estuvo y sigue estando rodeada de frutales de todo tipo, pero sobre todo de aguacateros y almendros.

Yo tenía mis árboles preferidos y como nunca conseguí que me hicieran la casa en el árbol, pues me subía a ellos y ahí dejaba volar mi imaginación de niña.

El aguacate hasta hace poco era algo exótico. Yo llevo comiéndolos toda la vida, porque los tenía en la puerta de mi casa y los cogía del árbol. Ahora los tengo que comprar porque ya no vivo en La Palma, y según la temporada pueden estar a precio de oro. Pero siempre que es temporada mi madre me manda la caja de rigor porque sabe lo que me gustan y cuanto los echo de menos.

De hecho este mojo de aguacate está hecho con aguacates palmeros 😉

Siempre me recuerdan a mi casa, a mi familia, a esa infancia feliz, en fin a mis raices, no me quiero poner nostálgica.

mojo de aguacate

Sobre el aguacate y sus propiedades

El aguacate es una fruta que sale de un árbol, el aguacatero (Persea americana), originario de Sudamérica, pero que se cultiva y se da especialmente bien en climas tropicales y subtropicales, también en la franja mediterránea.

En Canarias se ha adaptado perfectamente a las características del suelo y la climatología, lo que ha favorecido su explotación.

Su temporada natural es de septiembre a Diciembre, aunque algunos los podemos encontrar más tardíos y prolongarse hasta febrero, eso dependerá mucho de las lluvias, ya que este árbol de raíces profundas necesita buenas dosis de agua de lluvia para producir aguacates de buen tamaño.

Los aguacates se recogen verdes del árbol y se dejan madurar a temperatura ambiente, se puede acelerar ese proceso de maduración envolviéndolos en papel, aunque si la temperatura es alta madurarán antes.

Para saber si están maduros al tocarlos deben estar blandos, pero no en exceso porque si no ya estarán pasados, la pulpa debe estar blanda pero firme.

También nos da una pista del estado de madurez, si le quitamos el rabito y si el color del hueco es claro estará todavía muy verde, si es marroncito estará perfecto y si está oscuro estará pasado.

El aguacate es uno de esos alimentos que nunca debería faltar en nuestros menús, aunque fuera de temporada alcanza unos precios desorbitados y no está tan bueno.

Aún así sigue siendo altamente recomendable por sus cualidades nutricionales. Está especialmente indicado para prevenir problemas cardiovasculares, su grasa es cardiosaludable, rica en ácido oleico en la misma proporción que el aceite de oliva.

Está indicado en dietas de adelgazamiento a pesar de su aporte calórico, ya que es muy saciante y rico en fibra, en potasio y en magnesio.

También ayuda a prevenir las cataratas y el cáncer de próstata.

La forma de consumirlo es cortarlo por la mitad, extraer la pipa y quitar la piel. Una vez partido se debe consumir lo antes posible ya que se oxida rápidamente al contacto con el aire, para evitarlo se suele rociar con un chorrito de limón.

El mojo de aguacate

Como te comentaba al principio, el mojo de aguacate lo puedes tomar de aperitivo con panes de diferentes tipos, o de acompañamiento para cualquier pescado al horno o a la plancha con unas papitas arrugadas. También está buenísimo en bocadillo con queso blanco o para hacer bocadillos vegetales.

Es mejor hacer poca cantidad porque el aguacate se va oxidando y se pone de un color parduzco un poco feo, que no quiere decir que esté malo, pero está más rico los primeros días.

Se conserva perfectamente en la nevera en un tarro bien cerrado, aunque se oxide un poco se puede consumir sin problema.

Con las cantidades indicadas en la receta sale un tarro de unos 250 ó 300 ml.

Bueno y eso es todo, espero que lo prepares y que te guste mucho, estoy segura de que te encantará 🙂

¿Qué te parece la receta? ¿has probado alguna vez los mojos canarios? Cuéntamelo en los comentarios.

Receta de mojo de aguacate

Ingredientes

• 1 aguacate
• 1 manojo de perejil
• 1 ó 2 dientes de ajos*
• El zumo de 1/2 limón
• 25 g de vinagre
• 100 g de aceite
• 1 pimienta verde picona
• Sal
• Agua

Cómo se hace:

1. Pon en el vaso de la batidora el aguacate sin piel y cortado en trozos grandes, las hojas del perejil, los ajos pelados. Rocía con el zumo del limón, añade el vinagre, el aceite, la pimienta picona sin el rabillo y sin granillas*, una cucharadita de sal y un chorrito de agua.

2. Tritúralo todo hasta obtener un puré fino. Si lo notas muy espeso puedes añadir un poco más de agua para aligerarlo.

3. Pruébalo y rectifica del sal si fuera necesario.

¡Muy fácil y rápido!

Notas:

* La cantidad de ajos es al gusto, a mí me gusta suave, pero si quieres puedes añadir más ajos sin problema, en la receta original le ponen 4 dientes.

* Las pimientas verdes las puedes encontrar con diferentes grados de picor, desde las muy picantes o de “la puta de la madre” como las llaman, o con un picor moderado. En cualquier caso si quieres que no pique mucho, quítale todas las semillas y así se suaviza bastante. Por el contrario si te gusta el picor intenso, déjale las semillas.

Suscríbete a mi Newsletter
Y descárgate gratis esta plantilla para organizar tus menús semanales

 

100% libre de spam. Podrás darte de baja cuando quieras.

No Comments

Déjame un comentario