La palmera rosa, cocina canaria, cocinas del mundo » Blog gastronómico con recetas de cocina canaria con un toque actual y otras recetas internacionales. Platos fáciles para cada día.

Helado de mascarpone y lima

 

helado de mascarpone y lima

Hacía tiempo que quería hacer esta receta de helado de mascarpone y lima, porque me encantan todos los postres a base de queso, y todo lo que lleva queso en general, lo adoro en todas sus versiones. Para mí pocos placeres superan comerse un helado en verano, me confieso adicta sin remedio a los helados y al chocolate y si juntamos ambos ya ni que decir tengo! recuerdo cuando estaba embarazada de mi hija Lucía, tenía antojo de helados a todas horas, incluso en invierno, recuerdo estar dentro del coche, lloviendo y yo comiéndome un helado, relamiéndome del gusto mientras veía caer la lluvia 🙂

Los helados caseros son maravillosos y hacerlos bastante sencillo, incluso sin heladera, yo no tengo y me quedan bastante aceptables, el truco para que queden cremosos es batirlos varias veces durante las primeras horas de congelación, y usar algún ingrediente rico en materia grasa, como nata, leche entera, huevos, etc… si ya sé, ya sé lo que estás pensando, aquí no hay dieta que valga, si quieres obtener un helado cremoso no queda más remedio que añadir algo de grasa, puedes aligerarlos poniendo menos cantidad de azúcar o usar algún edulcorante, pero aquí la grasa si importa.

helado de mascarpone y lima

Espero que te guste, aquí te dejo la receta:

Ingredientes:

  • 125 ml. de zumo de lima (4 limas aprox.)*
  • 500 grs. de queso mascarpone*
  • 175 grs. de azúcar glass
  • 200 ml. de nata para montar (min. 35% materia grasa)
  • Ralladura de lima para decorar (opcional)

Preparación:

  1. Exprime las limas.
  2. Mezcla el queso mascarpone con el zumo de las limas y el azúcar glass, tiene que quedar bien mezclado, puedes ayudarte de una batidora o un robot de cocina.
  3. Monta la nata* hasta que esté bien firme, añade la nata poco a poco a la mezcla de mascarpone con movimientos envolventes para que la nata no se baje y no pierda cuerpo.
  4. Mete en el congelador en un bol sin tapar, al cabo de 1 ó 2 horas cuando empiece a congelarse por los bordes, sácalo del congelador y bátelo de nuevo, vuelve a meter en el congelador, y si puedes repite este proceso 2 veces más, con esto conseguirás un helado cremoso evitando que se formen cristales de hielo.
  5. Finalmente tapa el helado y conserva en el congelador.

Notas y consejos:

* Puedes usar zumo de lima embotellado, aunque no es lo mismo. También puedes sustituir las limas por limón, pero ten en cuenta que la lima tiene un sabor más suave, menos ácido.

* Si no encuentras queso mascarpone, lo puedes sustituir por cualquier otro queso fresco cremoso, tipo Philadelfia o el que sea de tu agrado.

* Para montar la nata, esta tiene que estar muy fría pero no congelada, esto es muy importante. Una vez que está montada, no sigas batiendo, porque si te pasas de tiempo la nata se convierte en mantequilla a la mínima que te despistes. La nata que se usa para montar y para la elaboración de helados debe tener mínimo un 35% de materia grasa, que es lo que le aportará cremosidad al helado.

Fuente receta: Del libro “Helados, un placer para el paladar” de Susanna Tee, Ed. Parragon Books Ltd

botón-descargar-imprimir¿Que te ha parecido esta receta? Si te ha gustado compártela

 

Sandra Rodríguez - que fresquito!! para las olas de calor que se avecinen; muy buena combinación, lo tengo que hacer!

Tu dirección de correo nunca será publicada Campos necesarios *

*

*