Espaguetis negros con tomate y gambas y un toque picante
3682
post-template-default,single,single-post,postid-3682,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Espaguetis negros con tomate y gambas con un toque picante

Esta receta de espaguetis negros con tomate tenía que compartirla contigo, sí o sí, porque están tan ricos que no me la podía quedar para mí sola 🙂

Hacía tiempo que no ponía una receta de pasta, y ya es raro porque mira que me gusta y todas las semanas preparo algún plato de pasta.

Estos espaguetis han sido un auténtico descubrimiento y se han convertido en una de mis habituales, al igual que esta otra receta de espaguetis a la putanesca.

espaguetis negros con tomates y gambas

Está inspirada en una receta de Jamie Oliver, pero con unos cuantos cambios a mi manera, creo que la mía está mejor que la de Jamie, jaja.

Estos espaguetis negros me parecen espectaculares, quedan ¡tan bonitos!. El color se debe a la tinta de calamar o de sepia que le ponen en la masa. La pasta admite un montón de ingredientes diferentes, que aparte de dar color dan sabor.

Te confieso que antes no me atraía la pasta con sabores marineros pero ahora me encanta.

En realidad mi amor por la pasta marinera nació en Italia, como no podía ser de otra manera 🙂

Durante un viaje que fuimos a Trieste, una ciudad costera al noreste de Italia muy cerca de la frontera con Eslovenia.

Fuímos por trabajo y una amiga nuestra que vive allí nos llevo un día de excursión a Eslovenia hasta la Península de Pirano donde fuimos a comer. Un lugar encantador y precioso.

Toda esta zona costera es rica en marisco y además es muy barato, algo parecido a Galicia pero en el Adriático. Uno de los platos más típicos son las cigalas, que te las sirven con una salsita riquísima para chuparse los dedos.

Pues recuerdo que aquel día nos pedimos una bandeja de cigalas que fue de morir y aparte yo me pedí unos espaguetis al “fruto di mare” dejándome aconsejar por el camarero, porque como te dije no es mi combinación preferida.

Pero desde es día  mi opinión cambió por completo. ¡Que ricos estaban!. Ha pasado mucho tiempo y siempre me acuerdo de este plato. Es increíble como se graban en nuestra memoria sabores y olores que nos hacen rememorar historias o situaciones.

Aunque esta receta de espaguetis negros es diferente a la que comí en Pirano, si tiene la esencia marinera que tanto me gustó.

Espero que la prepares y que te guste tanto como a mí.

espaguetis negros con gambas

Y cambiando de tema, hay mucha gente que sigue sin saber cocinar bien la pasta. En realidad es fácil, solo hay que seguir unos consejos básicos, te los cuento:

Consejos para cocinar la pasta correctamente:

  1. Usar agua abundante. La pasta siempre hay que cocerla en agua en cantidad, la medida recomendada es de 1 L por cada 100 g de pasta.
  2. Usar un recipiente adecuado. la pasta necesita espacio, así que usa un caldero lo suficientemente grande en función de la cantidad que vayas a cocinar.
  3. Añade sal. La sal se pone al principio junto con el agua porque ayuda a que hierva antes y realza el sabor. La medida recomendada es de 10 y 15 g por L de agua.
  4. No poner aceite en el agua. Durante muchos años ha existido la creencia o la manía de que había que poner un chorro de aceite al agua. Pues NO, no es necesario, en todo caso se le añade una vez cocida.
  5. Hacer un consumo eficiente. Usa el tamaño del fogón que se adecue en diámetro al del caldero para no desperdiciar energía. Y tapa el caldero para que hierva antes.
  6. Introducir la pasta en el agua cuando esta hierva a borbotones. Entonces hay que removerla suavemente para que no se pegue y empezar a contar el tiempo de cocción que marca el paquete. Hay que removerla de vez en cuando.
  7. Escurrir y enfriar rápido. Si la vamos a tomar sobre la marcha sírvela en los platos directamente. Si no la vas a comer enseguida o requiere un segundo proceso de cocción como un gratinado, debes enfriarla con agua y añadir un poco de aceite para que no se pegue. Resérvala tapada.
  8. Cocinarla al dente. Todos los fabricantes de pasta indican en el paquete el tiempo aproximado de cocción. Y aunque este punto puede variar en función del gusto personal, los italianos siempre la toman “al dente”, es decir que cuando la muerdes está firme y la parte interior se ve ligeramente blanca como si le faltara un poco de cocción.

* Cocinar la pasta “al dente” es mejor a nivel nutricional, porque el índice glucémico es más bajo que si está muy hecha. Esto quiere decir que engorda menos porque tiene menos azúcares.

* Se suele calcular unos 100 g por persona (aunque yo suelo añadir un poquito más).

  • Receta de espaguetis negros con tomate y gambas

  • Ingredientes para 4 personas
    Tiempo de elaboración: 30-35 min

    450 g de espaguetis negros

    2 ó 3 dientes de ajo

    1 guindilla seca o pimienta de cayena

    400 g de gambas crudas

    1 vasito de vino blanco seco (80 g aprox.)

    400 g de tomate natural triturado

    La ralladura y el zumo de un limón

    Sal y pimienta negra recién molida

    Aceite de oliva virgen extra

    Perejil fresco

    Cómo se hace

    1. En un caldero grande pon abundante agua con sal y lo pones al fuego. Tápalo para que hierva antes. Cuando arranque a hervir añade la pasta y remueve, cocínala el tiempo indicado en el paquete.

    2. Mientras quítale las cabezas y la piel a las gambas* y resérvalas.

    3. Pela y pica los ajos y la guindilla* pequeñitos. Pon en una sartén grande 3 ó 4 cucharadas de aceite y cuando esté caliente sofríe los ajos y la guindilla.

    4. Cuando empiece a tomar color el ajo añade las gambas peladas y saltéalas un par de minutos, añade el vino y sube el fuego para que se evapore el alcohol y remueve mientras tanto.

    5. Añade el tomate triturado y sazona con sal y pimienta, baja el fuego y déjalo unos minutos más para que se reduzca un poco el tomate y se espese.

    6. Escurre las pasta y sirve con un poco de la salsa, la ralladura de limón y un chorro del mismo y perejil picado por encima.

Sugerencias:
  • No tires las cabezas ni la piel de las gambas, puedes usarlas para hacer un fumet. Si no lo vas ha hacer pronto, puedes congelarlas y hacerlo en otro momento, pero no las tires, sería una pena.
  • Quítale las semillas a la guindilla si no quieres que pique tanto. La cantidad de guindilla es al gusto, según como lo quieras de picante.
Suscríbete a mi Newsletter
Y descárgate gratis esta plantilla para organizar tus menús semanales

 

100% libre de spam. Podrás darte de baja cuando quieras.

No Comments

Déjame un comentario